Leyenda de Terror de El Jinete sin Cabeza

Ahora hablaremos de El Jinete sin Cabeza otra leyenda de terror conocida en todo el mundo con la anterior, que fue El Convento Maldito. Esta historia de terror empieza en un cantina, aquí un hombre entro para para pedir dinero para su hijo que se encontraba grave de salud, pero los hombres que se encontraban en la cantina aprovecharon para divertirse, mandándolo a montar un caballo negro que siempre corría por la loma que aquel pueblo, por lo cual si lograba domar al caballo lo llevaría hasta una cueva, que se encontraba completamente llena de oro, de esta forma podía agarrar todo lo que quisiera para salvar la vida de su hijo.

Pero todo lo que dijeron era una mentira, esto lo inventario en el momento de desesperación de su amigo. Pero este hombre esta demasiado preocupado por la vida de sus hijo que no dudo y rápidamente se dirigió a la loma donde se encontraba aquel caballo negro, después de caminar una largo trayecto se situó arriba de una rama de un árbol, para que una vez que pasara el caballo se dejara caer para que lograra controlarlo una vez encima del animal.

Leyenda de Terror de El Jinete sin Cabeza

Lamentablemente la cabeza del hombre quedo colgado en un rama, ocasionando que toda su sangre cubriera los ojos de aquel caballo negro, el animal siguió corriendo hasta que terminaron cayendo al precipicio. Después de este suceso el hombre quedo unido al caballo en un pacto de sangre como de muerte donde nadie sabia quien era uno del otro.

La sangre del hombre corría como si fuera un rió salvaje, pero la tierra absorbía la sangre como si esta tuviera sed, después empezó a arder, con un fuego profundo, quemando los cuerpos que rápidamente fueron de borrados por la tierra. Los hombres que le mintieron a aquel hombre no mencionaron nada, pero; al amanecer uno día nuevo, siempre se encontraba una puerta con la quemadura de una herradura.

Después de siete noches, apareció entre las rocas, un eco escalofriante que espanto a la mayoría de los habitantes del pueblo. Se escuchaban los trotes de un caballo, después de varios minutos de suspenso salio un caballo negro de un tamaño impresionate, que sus patas estaban rodeadas de un fuego intenso, este animal salvaje se encontraba montado por un ginete si cabeza completamente de negro, que se dirigió a seis casas que tenia las marca de la herradura, saludó con seis cabezas, estas las utilizo para alimentar a su caballo, dejando los cuerpo completamente quemados por realizar bromas innecesarias.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis: